No le tomó mucho tiempo para empezar a ganarse los corazones de sus nuevos aficionados al nuevo jardinero central de los Angels Torii Hunter. Como sorpresa para la mayoría en el mundo beisbolero, Hunter llegó a los Angels y se le otorgó el contrato más rico en la historia de la franquicia angelina. Durante su introducción en una conferencia de prensa realizada en el Angel Stadium el pasado invierno, Hunter aprovechó para expresar su aprecio y admiración hacia: el dirigente Mike Scioscia, a los mas de 45 mil aficionados que llegan a diario a lo que será su nueva casa, y hasta al famoso "Rally Monkey". Su amplia sonrisa, su energía, y su amable disponibilidad lo hace ya un Angel favorito.

Las credenciales que trae el nativo de Pine Bluff, Arkansas, dan mucho de qué hablar. Éstas incluyen: siete Guantes de Oro, dos veces Todo Estrella, cinco campañas con más de noventa remolques, y para sellarlo todo, cuatro apariciones en postemporada con su equipo anterior, los Mellizos de Minnesota. Con los Mellizos, era el veterano inspirador que mantenía a sus compañeros enfocados. Esas habilidades las mostró desde su arribo al vestidor de los Angels. El segunda base Howie Kendrick expresa que, "Torii trae una presencia conocedora del juego, mucho entusiasmo en su caminar, siempre muy positivo, y obviamente, una actitud de ganador...estoy muy entusiasmado en poder jugar con él; una tremenda adquisición". Hunter estuvo a punto de firmar con los White Sox de Chicago, pero al final llegó al lugar donde lo llevó su corazón. "Aquí con los Angels era donde encajaba mejor. Este equipo nos eliminó en el playoff del 2002, y el estilo en que juegan es similar al que utilizábamos allá en Minnesota. El correr agresivo de primera a tercera, el robo de base, el bateo y corrido; juegan un estilo de béisbol pimentoso y lo hacen de la manera ideal con los jugadores que tienen", dice Hunter, de 32 años. Añade que "a Scioscia, y su estilo lo he estado admirando por mucho tiempo, es un manager inteligente, eso me gusta de él, y además ahora me doy cuenta de que también es bastante cómico. Cada mañana en el campo primaveral tenemos una reunión y es Mike el que empieza todo haciendo chistes".

Con sus credenciales, su amor al juego, y un tórrido comienzo en la primavera se ha visto ya muy cómodo encajando en la dinámica ofensiva de los Angels. Y hablando de potente, Hunter bateaba para promedio de .611, con ocho batazos de extra-bases, incluyendo dos jonrones, en sus primeros siete juegos en la Liga del Cactus. Les dio a sus nuevos admiradores un pequeño aperitivo de su gran potencial.

Hunter dice que se siente contento en sus alrededores, pero que tiene una cosa en mente, "yo vine aquí porque cada año tenemos la oportunidad de ganar". ¿Y si se pregunta usted dónde oficialmente hará su debut con los Angels en la temporada regular?... ¿Dónde más?...Minnesota.