En su corta carrera con los Angels, el infielder venezolano Máicer Izturis ha estado rodeado de probados productores de carreras y bateadores poderosos. Tim Salmon, Garret Anderson, Vladimir Guerrero, Juan Rivera y otros.

Más para Izturis, buen bateador de contacto y versátil fildeador, la inclusión entre el grupo de hombres grandes y poderosos ya mencionados cae bien, debido a su destacada habilidad para la producción de carreras. Sí, así como lo oye.

Es obvio que en cuanto a tamaño, nunca será candidato para participar en una competencia de cuadrangulares, pero entre las líneas blancas eso no es todo. Maicer ha sido a través de su carrera con los Angels uno de los más consistentes bateadores con hombres en posición de anotar.

Al punto de que fue líder en ese departamento para los Angels en el 2007, con un astronómico promedio de bateo de .406 en 96 turnos. En su carrera llegando a la temporada 2008, su promedio es de .340.

¿Qué les parece?

Hasta llegó a batear quinto en la alineación de Mike Scioscia el año pasado, quien comenta que, "Izzy ha mostrado mantenerse muy calmado a la hora de presión,; el tamaño y el poder no tienen nada que ver con esa cualidad. Es un buen bateador de contacto que batea de línea a las dos manos y sabe jugar el tipo de juego que trae resultados con este equipo".

Maicer me menciona en cómo llegan esos resultados a la hora de presión. "Una de las cosas que me ha ayudado en los turnos más importantes tarde en el juego es la experiencia de la pelota venezolana; considero que la presión de allá es aún mayor; y claro, no es menospreciando las Grandes Ligas, pero esa experiencia con esa fanaticada exigente me mantiene calmado ya sea bateando en el Yankee Stadium, Fenway, o Anaheim", me comenta el calmado venezolano de Barquisimeto.

En el 2008 sigue brillando con sus batazos a la hora crucial y haciendo las jugadas de manera estable, ya sea en segunda, tercera, o el campo corto. Además de esa experiencia en el béisbol invernal, dice que "claro, a través del juego me voy preparando mentalmente observando muy de cerca cómo le lanzan a jugadores similares con hombres en posición de anotar; eso me da idea de cómo me pudieran lanzar a mí. También converso con mis compañeros para que me brinden opiniones, como Vladimir y Juan Rivera, gente que tiene mucha experiencia empujando carreras. Pero con todo y eso, mi trabajo es enbasarme para ellos, para que sus trabajos sean más fáciles".

Algunos jugadores están pensando lo mismo del venezolano...enbasarse para él.