La representación de los Angels en el Yankee Stadium para el Juego de Estrellas 2008 mostró el gran talento del equipo de Mike Scioscia. Los Angels ponen una prioridad vital en el pitcheo joven, y fue más que evidente en la selección de sus tres miembros.

Primeramente hay que quitarse el sombrero ante una organización que envía a tres estupendos lanzadores al Clásico de Verano, todos jóvenes.

Interesantemente, cada uno de ellos trae una historia donde hubo algunos en el béisbol que dudaron de ellos en algún punto de sus carreras. Ervin Santana, Joe Saunders, y Francisco Rodríguez tuvieron el privilegio de cargar la "A" con la aureola ante las luces brillantes de Broadway durante la dramática victoria en quince entradas de la Liga Americana.

"Pienso que teníamos varios jugadores mas que eran merecedores de consideración para ir al juego, pero me siento cómodo y contento con nuestro aporte", comentó el dirigente Mike Scioscia.

Algo que fue extraño para muchos, fue la ausencia de Vladimir Guerrero, que no tuvo el rendimiento (especialmente durante abril y mayo) al que nos tiene acostumbrados; pero quién mejor que el mismo toletero para expresar que, "hubo jugadores que se lo merecieron más, no es algo que a uno le entregan, hay que ganárselo y me siento muy contento por esos jugadores. Al princípio decidí ir a defender el título del Home Run Derby, pero luego cambié de parecer, necesitaba descansar mi cuerpo y pasar tiempo con mi familia".

Vladimir aprovechó para felicitar a sus compañeros, especialmente a su compatriota Santana, a quien vio batallar todo el 2007.

Demos un vistazo a los elegidos y a sus sólidas credenciales:
- Francisco Rodríguez: Encaminándose a hacer historia. De mantenerse en el ritmo que ahora lleva, romperá la marca de salvamentos de todos los tiempos, marca que posee Bobby Thigpen de los White Sox con 57. Rompió Yaa la marca que poseía John Smoltz (Bravos) de 34 juegos salvados antes del receso del Juego de Estrellas. Un excepcional cambio de velocidad ha complementado su slider, curva, y su recta bien comandada.

- Ervin Santana: ¿Hablar de "dejar el pasado atrás"?...éste joven es el mejor ejemplo en el béisbol hoy día para ese popular dicho. Santana viene de una temporada que lo vio perder 14 juegos y hasta a ser despachado a las menores. El derecho mantuvo la fe en alto, trabajó fuerte, y se mantuvo recordando a los medios de prensa, que el 2007 ya había terminado.

- Joe Saunders: El sube y baja desde, y hacia Triple A la temporada anterior nunca afectó la mente de este batallador zurdo. Llegó al Juego Estrellas con 12 juegos ganados y se ha establecido como un lanzador que se faja a lanzar aún cuando no tiene su mejor repertorio. Trabaja rápido y mantiene a sus fildeadores activos