No se puede decir nunca que Arte Moreno no cumpla una promesa. El propietario de los Angelinos de Los Angeles había dicho que adquiriría un "bate de impacto" después de los repetidos fracasos de sus equipos en playoffs, y los fanáticos esperaban de manera paciente.

Los seguidores de los Angelinos sabían que Moreno lo haría.

Es que no esperaban que lo hiciera cuando Los Angeles dominaba tan fácilmente el Oeste de la Liga Americana.

El agregar a Mark Teixeira a este "trabuco" es algo bien impresionante.

Pero esto no se trata de un club con marca de 66-40 y ventaja de 11.5 juegos en su división, sino de un equipo que anotó un total de cuatro carreras al ser barridos por Boston en la Serie Divisional del 2007. Se trata de darle una mayor protección al dominicano Vladimir Guerrero con un bateador ambidextro que va rumbo a su quinta temporada seguida con por lo menos 30 cuadrangulares y 100 empujadas.

Es otro movimiento hecho por los Angelinos que pocos esperaban.

Por ejemplo, en el invierno del 2003-04, muchos equipos estaban detrás de Guerrero, agente libre de gran cartel en ese entonces. De repente los Angelinos, poco mencionados en esa "competencia", lo firmaron en la segunda semana del Año Nuevo.

Hace unos pocos meses, hubo un sinnúmero equipos detrás de los servicios del jardinero y agente libre Torii Hunter, pero fueron los Angelinos que lo firmaron unas pocas horas antes del feriado del Día de Acción de Gracias, en un fichaje que sorprendió a muchos.

Durante los nueve años del mandato del gerente general anterior, Bill Stoneman, Los Angeles hizo poco en la época de cambios antes del 31 de julio--ya fuera por no querer ceder tantos prospectos por talento de Grandes Ligas o por no querer dañar la "química" de su conjunto en medio de una temporada.

El nuevo gerente general, Tony Reagins, es un discípulo de Stoneman, pero con ideas propias también. Y al tener la oportunidad de adquirir a un jugador de 28 años de edad con dos bates de plata y dos Guantes de Oro, pensó Reagins, "pues no es mala idea."

"Estamos complacidos de traer a Mark a la familia de los Angelinos", dijo Reagins. "Es tremendo jugador y creemos que hará un impacto en nuestro club de manera positiva."

La disposición de Reagins de desprenderse de Kotchman indicó cuál es su plan para el futuro. Los Angelinos no están "rentando" a Teixeira para el resto de la temporada, sino que pretenden firmarlo a un pacto de largo plazo.

Además, eso puede estar ya moviéndose. No sorprendería que se anunciara pronto un nuevo contrato de Teixeira. Claro, el representante de Teixeria, el flamante Scott Boras, tendrá su palabra en ese proceso.

Guerrero se ha encendido luego de un lento comienzo, encabezando a los Angelinos con 17 vuelacercas y 54 impulsadas con Hunter y sí, Kotchman. Lo cual significa que Teixeira (20 bambinazos y 78 remolcadas) inmediatamente se convierte en el nuevo líder del club en ambos departamentos.

Una de las razones por las cuales el dominicano no ha sido un terror para los lanzadores contrarios como en años anteriores es que no ha podido tener turnos consistentes. Cuando no le han dado base por bolas intencional-lleva 11, empatado por la mayor cantidad en la Liga Americana-le han pitchado bien incómodo.

El ser bateador de lanzamientos malos le ha ayudado, pero tener a Teixeira detrás de él será de gran beneficio para el quisqueyano.

Para los Angelinos, cuya ventaja en el Oeste es la envidia de cualquier otro líder divisional, la adición de Teixeira hace de una temporada buena una campaña de aún mayores promesas.

"Tienen el mejor equipos del béisbol", dijo Teixeira cuando iba rumbo a Boston para unirse con su nuevo club. "No voy a llegar para hacerlo un equipo diferente, sino agregar unas carreras más. Tienen todo el pitcheo que necesitan, además de una gran defensa."