(Mark Avery/AP)

KANSAS CITY - El cubano Kendry Morales por fin está comenzando a llamar la atención en las Grandes Ligas. Pero su compatriota Brayan Peña, receptor de los Reales de Kansas City, siempre supo que Morales se destacaría con el madero.

"Siempre ha sido un gran bateador", dijo Peña de Morales, quien fue nombrado como el Jugador del Mes en la Liga Americana por el mes de agosto.

Morales y Peña se conocen desde que ambos tenían diez años de edad y se criaron juntos en Cuba. Los lazos que los unen van más allá del béisbol. La madre de Peña era la madrina de Morales y desde pequeños compartieron el sueño de jugar en las Grandes Ligas.

Ese anhelo los llevó a la Habana, donde jugaron juntos. Posteriormente, ambos demostraron sus talentos como integrantes del equipo nacional.

"Es uno de mis mejores amigos", dijo Peña.

Morales y Peña siguieron caminos diferentes para llegar a las Grandes Ligas. Ambos desertaron de Cuba, firmaron contratos profesionales y lucharon para llegar a la Gran Carpa.

A Peña no le sorprende que Morales se ha convertido en uno de los mejores bateadores jóvenes en el deporte.

Morales conectó 10 jonrones y remolcó 31 carreras en el mes de agosto. Actualmente tiene promedio de bateo de .311 con 30 vuelacercas. Su consistente producción ofensiva ha motivado al piloto de los Angelinos, Mike Scioscia, ha declarar públicamente que apoya la posible candidatura del cubano para el premio al Jugador Más Valioso en la Liga Americana.

"Lo que Kendry ha hecho ha sido especial en varios sentidos", dijo Scioscia. "Sus números a estas alturas de la temporada han sido impresionantes cuando los comparas con los de algunos de los toleteros establecidos en el béisbol".