ANAHEIM, California -- Dicen que un buen receptor hace mucho mejor a un lanzador.

En el caso del receptor boricua Yadier Molina, él dice que los lanzadores de los Cardenales de San Luis lo han ayudado a ser un mejor jugador.

"Oye, cuando uno tiene lanzadores como Chris Carpenter, Adam Wainwright y Jaime García, eso me facilita mucho el trabajo", indicó el lunes el receptor de la Liga Nacional a la Associated Press durante la conferencia de prensa del Juego de Estrellas.

Molina fue el receptor más votado de la Liga Nacional, a pesar de encontrarse en un bache ofensivo pues batea apenas para promedio de .223 con tres jonrones y 33 remolcadas.

No obstante, su contribución detrás del plato en el manejo de los lanzadores es algo que lo pone por encima de la liga.

"Me siento super orgulloso del trabajo que he realizado con los Cardenales y también de estar en el Juego de Estrellas", agregó.

Y algo que anhela disfrutar en el Juego de Estrellas el martes es tener la oportunidad de ser el receptor del abridor dominicano Ubaldo Jiménez.

"Lo que Ubaldo ha hecho esta temporada es excepcional, de verdad que ese muchacho tiene mucho talento. Lo enfrenté hace unas semanas y la verdad es que está teniendo una campaña excepcional, y va a ser todo un show poder ser su receptor en el Juego de Estrellas", agregó.

Para Molina, el del 2010 es su segundo Juego de Estrellas en forma consecutiva y de su carrera en las mayores.

"La experiencia es muy buena, estar aquí con tantos jugadores de calidad es algo que vale la pena y me siento contento de poder acompañar a (Albert) Pujols en este evento como mi compañero de equipo en San Luis.