(AP)

OAKLAND -- Septiembre será crucial para los Angelinos como equipo, ya que la tropa de Mike Scioscia pretende aprovechar el último mes de la temporada para ganarse un puesto en los playoffs, como todo el mundo había pronosticado antes de la campaña.

Pero, como es la mayoría de las cosas con los Angelinos, los destinos del conjunto de Anaheim podría estar en manos del brillante novato Mike Trout.

Para Trout, septiembre podría marcar la diferencia entre ser el pelotero más joven en ser elegido o no Jugador Más Valioso; la diferencia entre ser o no apenas el tercer jugador de la historia en ganar un título de bateo con 20 años cuando empezó la temporada; y la diferencia entre ser o no el único pelotero-sin importar la edad ni la experiencia-en combinar o no un promedio de al menos .340 con 20 jonrones o más y 40 bases robadas o más en una campaña.

Ahora bien, septiembre tiene fama de ser un mes difícil.

"Va a serlo porque es el final del año", dijo Trout, "y ha sido un año largo."

Ha sido un año bueno también. Trout, de 21 años recién cumplidos, encabeza la Liga Americana con promedio de .333 y es líder de Grandes Ligas en bases robadas con 42. Además, tiene por mucho el mejor WAR (Wins Above Replacement, o Victorias Por Encima del Reemplazo) con 9.4.

A pesar de pasarse el primer mes de la temporada en liga menor, Trout ya es el primer novato de la historia en dar por lo menos 25 jonrones y robarse al menos 40 bases. Con siete robos más, impondría una nueva marca de los Angelinos para un novato (48 de Gary Pettis en 1985). Con 11 más, empataría el récord de Ty Cobb (53 en 1907) de más bases robadas de un pelotero que empezó una campaña con 20 años.

En promedio de bateo, Trout lleva una ventaja de sólo dos puntos sobre el venezolano Miguel Cabrera, quien parece ser su mayor competencia por el JMV de la Americana. El primero empezó agosto con promedio de .348 y en ese momento tenía ventaja de 25 puntos sobre Cabrera y el primer base de los Medias Blancas, Paul Konerko. Pero Trout ha tambaleado en sus últimos nueve partidos, bateando de 40-8 en ese lapso.

Después de irse de 4-0 el domingo, su promedio cayó a .333, su nivel más bajo desde el 18 de junio.

"Definitivamente, es una meta al empezar la temporada", dijo Trout acerca de un título de bateo. "La meta individual es ganar el título de bateo y tener el promedio más alto. Es algo con el que te puedes motivar."