(AP)

ANAHEIM - Dos de las decisiones más importantes que los Angelinos deberán tomar durante la temporada baja tendrán que ver con las opciones de contrato del dominicano Ervin Santana y de Dan Haren.

Ambos abridores han tenido dificultades este año y retenerlos para la próxima temporada sería costoso. No obstante, últimamente ambos parecen haber entrado en ritmo en uno de los puestos más caros de llenar.

Haren tiene una opción de US$15.5 millones para el 2013, con una indemnización de $3.5 millones. Esta temporada, su foja es de 10-11 con efectividad de 4.45. El derecho ha tenido que lidiar con dolores en la espalda y ha perdido algo de velocidad en su recta, pero también tiene promedio de carreras limpias de 1.86 en sus últimas tres aperturas. Se puede argumentar que Haren ha sido el abridor más consistente de Grandes Ligas durante las últimas siete campañas.

Por otro lado está Santana, cuyo contrato incluye una opción de $13 millones para el 2013 con una indemnización de $1 millón. Santana ha registrado marca de 8-12 con promedio de carreras limpias de 5.08 este año. El quisqueyano no goza del historial que tiene Haren, pero su material es mejor y tiene efectividad de 3.10 desde que empezó el mes de agosto.

Las posibilidades de que los Angelinos ejerzan ambas opciones son pocas. De hecho, una persona con conocimiento de la situación dijo que es muy probable que tanto Haren como Santana se conviertan en agentes libres y firmen con otros equipos. Pero mucho podría depender de que lo suceda con Zack Greinke, otro lanzador de Los Angeles que podría convertirse agente libre. Los Angelinos esperan contar con Greinke en una rotación para el 2013 que incluirá también a Jered Weaver, C.J. Wilson y Garrett Richards.

"No estoy pensando en eso ahora mismo", dijo Santana con respecto a su contrato. "Lo único que quiero es ayudar a este equipo a ganar y cumplir con mi deber al mismo tiempo".

"La decisión es de ellos", agregó Haren. "No tengo nada que ver con eso. Definitivamente no lo he tenido en mente. Simplemente creo que todo pasa por algo y, esté aquí o en otra parte, obviamente aún quiero lanzar y confío en mis habilidades. Me encantaría regresar, pero la decisión no es mía".

De ser necesario, Haren, quien cumplirá los 32 años de edad el lunes y es dos años mayor que Santana, estaría dispuesto a reestructurar su opción para el 2013 con tal de permanecer con los Angelinos.

"En verdad no estoy en busca de una suma exorbitante", dijo Haren. "Estaría dispuesto a aceptar lo que sea justo".