Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana van con todo en el grupo de San Juan, P.R.

PHOENIX -- Si las estrellas del universo del béisbol se alinean de la manera correcta, tres selecciones latinoamericanas y la de Estados Unidos se verán las caras en Miami del 12 al 16 de marzo en el Clásico Mundial de Béisbol.

El conjunto estadounidense y México podrían salir de la primera fase en un grupo de Arizona que incluye a Canadá e Italia y que juega del 7 al 10 de marzo. La República Dominicana, Venezuela y Puerto Rico compiten con España en San Juan, Puerto Rico en las mismas fechas.

La convergencia de las tres potencias latinas y los Estados Unidos crearía un festival beisbolero en el casi nuevo Marlins Park, ubicado en la Pequeña Habana.

El otro grupo de la segunda ronda está programado a jugar en el Domo de Tokio de Japón del 8 al 12 de marzo.

"Esta vez será maravilloso llegar a Miami", dijo el abridor dominicano de los Padres, Edinson Vólquez, quien fue parte del seleccionado quisqueyano que fue eliminado en la primera ronda del Clásico Mundial del 2009. "Espero que tengamos una mejor actuación y podamos pasar a la segunda ronda. Todos estamos conscientes de eso y sabemos lo que tenemos que hacer. Es un grupo muy difícil. Haremos lo mejor posible".

La segunda ronda es una llave de doble eliminación, lo que significa que el primer par de equipos en perder dos partidos quedan fuera.

El 11 de marzo será el día de prácticas para los cuatro equipos en el Marlins Park. La ronda comienza el 12 de marzo con dos partidos. En el primer encuentro a la 1 p.m. ET, el ganador del grupo de San Juan chocará contra el segundo del grupo de Arizona. Y a las 8 p.m. ET, el ganador del grupo de Arizona se mide al segundo del grupo de San Juan.

Los dos perdedores del Día 1 en Miami juegan a las 7 p.m. ET el 13 de marzo y el ganador del Día 1 se enfrenta al ganador del Día 2 a las 7 p.m. el 14 de marzo. Los dos ganadores de la llave se decidirán después de otro compromiso el 15 de marzo a las 7 p.m. Y los sembrados para las semifinales se determinarán cuando los dos sobrevivientes del grupo choquen a la 1 p.m. ET el 16 de marzo.

El último juego es esencial porque decidirá quién juega en la primera semifinal en San Francisco el 17 de marzo a las 9 p.m. ET. En aquel compromiso, el ganador del grupo de Tokio se enfrentará al segundo de Miami, lo que le da al ganador de dicho grupo un importante día libre.

El ganador de Miami juega contra el segundo de Tokio el 18 de marzo a las 9 p.m. y la final será el 19 de marzo a las 9 p.m.

Todo esto suena confuso, pero no lo será cuando se resuelva todo cuando se juegue el torneo. Lo único que sería seguro es que habrá al menos un encuentro de importancia todos los días.

Estados Unidos está programado a jugar tres de los destacados partidos en el round-robin en el Chase Field: el 8 de marzo a las 7 p.m. MT frente a México, el 9 de marzo a las 7 p.m. MT contra Italia, y el 10 de marzo a la 1 p.m. contra Canadá.

Japón ganó los dos primeros Clásicos con el derecho Daisuke Matsuzaka terminando como el Jugador Más Valioso en ambas ocasiones. Esta vez, los japoneses no jugarán en territorio estadounidense al menos de que superen las dos primeras rondas, que se jugarán en Japón.

Este año, al grupo de la primera ronda en Fukuoka, Japón, se unen Cuba, China y la sorpresa Brasil. La otra llave de Asia que jugarán en la misma fecha será en Taichung, Taiwán, e incluye a las selecciones de Corea, Taiwán, Australia y Holanda. Los dos ganadores de cada una de aquellas llaves se medirán en el Tokio Dome del 8 al 12 de marzo.

En Puerto Rico, el grupo arranca el próximo jueves con Venezuela en contra de República Dominicana. Como en el 2009, cuando los dominicanos arrancaron con una derrota ante Holanda, Vólquez será el abridor.

Cuatro días después, los aficionados sabrán si habrá una fiesta latina en Miami.