Albert Pujols

ANAHEIM -- El toletero dominicano Albert Pujols, una contratación de 240 millones de dólares, finalmente aceptó estar inactivo varios meses por una lesión en un pie y esperar hasta la próxima temporada.

El pelotero no jugará el resto de la campaña, para dar reposo a su pie izquierdo, en el que tiene un desgarro parcial en la aponeurosis plantar, anunciaron el lunes los Angelinos de Los Ángeles.

Pujols ya no tuvo esperanzas de volver a la competición cuando los médicos y directivos del equipo le recomendaron varios meses de descanso para que se recupere antes de la próxima pretemporada.

Después de estar en la banca las últimas tres semanas, Pujols había dicho que confiaba en regresar si fuera posible en la última quincena de la campaña, la cual ha sido bastante adversa para los Angelinos, con más perdidos que ganados.

Finalmente, el primera base reconoció que esos propósitos sólo tenían sentido para tranquilizar su orgullo.

"No es una decisión sencilla ante lo competitivo que soy", dijo Pujols en su vestuario antes de que los Angelinos abrieran su serie contra Cleveland. "Pero también entiendo que nosotros (necesitamos) mirar más allá de la campaña".

El tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional no ha visto acción desde el 26 de julio, cuando se desgarró parcialmente en Oakland la aponeurosis plantar, con la que ya venía arrastrando problemas.

Pujols esperaba que con rehabilitación pudiera jugar en septiembre, pero ese propósito era desaconsejable ante la imposibilidad de los Angelinos de alcanzar la postemporada por su palmarés negativo.

El toletero consultó con el dueño Arte Moreno y el gerente general Jerry Dipoto antes de aceptar quedarse quieto el resto de la campaña.

"Fue una decisión de la organización, Arte y Jerry; yo no tomo aquí las decisiones", dijo Pujols, que acumula esta temporada 17 jonrones y 64 carreras impulsadas, las estadísticas más bajas en su trayectoria en las mayores.

"Yo me pongo el uniforme y estoy listo para jugar. Ellos dicen `esto es lo mejor para la organización a largo plazo'; vinieron y me lo plantearon. Yo solo les dije `yo hago lo que ustedes pidan'. Definitivamente es difícil porque quiero estar en el campo, pero también entiendo que no debo ser egoísta y salir (a jugar)", agregó.

La lesión ha estorbado a Pujols toda la campaña; lo ha obligado a ser bateador designado en 65 de 99 partidos.

Pujols terminará con menos de 30 jonrones por primera vez en su notable trayectoria de 13 años, así como con un promedio de .258, un .330 con hombres en base y un slugging de .437, las estadísticas más bajas de su carrera.