Robin Ventura, manager de los Medias Blancas. (AP)

CHICAGO - Con los Medias Blancas aún en la pelea en una División Central de la Liga Americana competitiva, pero no muy fuerte, ahora surge la interrogante de si Chicago buscará ayuda desde fuera antes del 31 de julio, fecha límite para hacer cambios sin que los jugadores pasen por la lista de waivers.

Los White Sox nunca han sido un equipo tímido a la hora de atreverse a hacer movimientos con el fin de "ganar ahora", pero con el buen inicio de la reconstrucción de los Patipálidos, el equipo no cambiará su enfoque para el futuro.

La oportunidad tiene que ser más concreta, algo del que está bien consciente el manager Robin Ventura.

"Aun con los cambios que hicimos este año, vamos con los más jóvenes y no necesariamente te desprendes de ellos", dijo Ventura. "Hay cierto factor de que, 'Esto es todo. No busques ayuda de fuera'".