Carlos Santana. (AP)

LOS ANGELES - Carlos Santana no estuvo en el lineup titular de los Indios el martes contra los Dodgers, aunque sí agotó un turno como emergente.

Hace un mes, un día libre pudo haber sido para darle un descanso mental al dominicano. Pero ahora, fue simple y llanamente algo programado para uno de los bateadores más encendidos de Grandes Ligas.

En el clubhouse del equipo visitante en el Dodger Stadium, Santana expresó que ya quiere ver qué traerá el mes de julio y el resto de la temporada. El toletero tuvo una gran actuación en junio para salir de un bajón de dos meses al principio de la campaña, recuperando su puesto en la parte gruesa del lineup de Cleveland.

"Para mí fue grandioso. Tuve un gran junio", dijo Santana. "Este es un mes nuevo y necesito seguir trabajando de la misma manera y con la misma mentalidad. Sé que el equipo me necesita".

Santana llegó al miércoles con promedio de .204, porcentaje de embasarse de .356 y slugging de .388 en 73 partidos. Pero esos números generales pueden engañar. En junio, el quisqueyano bateó .308 con seis jonrones, 15 empujadas y el sexto mejor OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de la Liga Americana con 1.015.

Ese aumento en su producción vino después de que Santana bateara .151 y OPS de .593 en abril y luego .169 y .668 en mayo. Luego de ver su promedio bajar a .146 el 21 de mayo, el dominicano empezó a encenderse. Desde ese día, lleva .311 con siete cuadrangulares, 13 extrabases, 15 anotadas, 19 bases por bolas y 19 impulsadas en 26 partidos. Su OPS de 1.062 en ese lapso es el segundo mejor de Grandes Ligas, detrás de Mike Trout (1.236).

"Lo único que he cambiado es mi mentalidad", dijo Santana. "He pensado de manera muy positiva. Sé la clase de jugador que puedo ser".

El oriundo de Santo Domingo volvió al lineup de Cleveland el 6 de junio, después de perderse nueve juegos al lidiar con una leve conmoción cerebral. La situación no fue ideal, pero el manager de los Indios, Terry Francona, cree que ese tiempo fuera de acción ayudó a Santana.

"Tuvo un comienzo fresco luego de la conmoción cerebral", dijo Francona. "Pienso que eso le permitió reponerse. A veces te sientes abrumado por todo. Tratas de hacer algo nuevo todos los días y eso te cansa. Creo que pudo tomar un nuevo aire. Fue bueno para él".

De su parte, Santana cree que al fin y al cabo será mejor pelotero después de lidiar con tantos problemas este año.

"Si tengo una mala situación o un momento en que batallo, estoy acumulando más experiencia en mi vida y en mi carrera", afirmó Santana. "No quiero que ningún otro pelotero pase por eso, pero estoy aprendiendo de ello y ganando más experiencia.

"El béisbol no es fácil. Nada es fácil".