© 2009 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

09/07/09 1:32 PM ET

Ha cumplido a carta cabal

Kendry Morales ha premiado a Angels en el 2009

La organización de los Angels tomó la iniciativa hace más de un año, de cambiar al prometedor y ya establecido primera base Casey Kotchman.

Claro estuvo que para cambiar a alguien de esa categoría había que conseguir calidad a cambio. El precio, Mark Teixeira, que llegó procedente de los Bravos de Atlanta. El ambidextro toletero ayudó a los Angels a alcanzar la mágica cifra de 100 victorias, cosa que ocurrió por primera vez en la historia del equipo.

Pero en realidad, lo que no pudo asegurar Teixeira, y de hecho el resto de los Angels, era dar el próximo paso en los playoffs. Boston otra vez dominó al equipo de Mike Scioscia.

El propietario Arturo Moreno siempre estuvo confiado en que si el equipo no llegaba a contratar otra vez al costoso agente libre Teixeira, las esperanzas caían en el cubano Kendry Morales.

Por varios años esperó y esperó Kendry, mientras se sazonaba más en las ligas menores, con su ocasional tacita de café en las Grandes Ligas. Al llegar la noticia a Morales de que los Angels no habían llegado a un acuerdo financiero con Teixeira, éste se encontraba totalmente metido en la pelea de la temporada invernal dominicana.

Al enterarse Kendry de los eventos dijo que, "para mí nada cambiaba en cómo yo quería seguir trabajando en mi juego en Dominicana, pero sí me alegró el hecho de que ellos confiaban en mí para darme la oportunidad."

Esa oportunidad, dice Morales, siempre la sueña el jugador joven pero que, "no llegué a los entrenamientos pensando que el trabajo era mío, sino que tenía que ganármelo. Toda la vida había trabajado para eso, y no iba a desperdiciar lo que estaba delante de mí. Gracias a Dios todo ha salido bien, y hasta mejor de lo que esperaba, pero queda mucha temporada y estamos metidos en la pelea. Mi meta es terminar fuerte y entrar a los playoffs."

Bateando sobre los .300 puntos, ya sobrepasando los 30 jonrones y llegando a las 100 remolcadas, Morales, de Fomento, Sancti-Spiritus en Cuba, se encuentra en compañía de los grandes. Su soberbio mes de agosto lo llevó a ganarse el Jugador del Mes en la Liga Americana.

El humilde joven, que intentó doce veces salir de Cuba antes de lograrlo, ya ha dado a los fanáticos de los Angels algo de qué hablar para el futuro, y los ha hecho olvidar el pasado con Kotchman y Teixeira.

Algo que lamenta mucho y lo lleva a la tristeza es que todo su éxito no lo ha podido compartir con dos personas muy especiales en su vida y ya fenecidas: su señor padre, y el señor Preston Gómez. Son personas que siguen teniendo una gran influencia en la forma en que Morales afronta las situaciones dentro y fuera del terreno de juego.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


angelsbeisbol.com